CORTOMETRAJE: ENTRE LA NOCHE Y EL DÍA

Lydia vive sola, en la casa donde se crio junto a su familia. Entre sus cabellos rojizos su sonrisa se desdibuja cada noche y su mirada permanece perdida cada día, calando en lo más profundo de su alma. El por qué, solo ella lo sabe… o cree saberlo.
Su esencia ya solo se manifiesta cuando es capaz de encontrar un lugar en el que sentirse a salvo, en el mundo onírico de los sueños; y ni siquiera allí está segura. La oscuridad es cómplice de su mal, que lo multiplica y lo intensifica, perjudicándola más allá del entorno donde se origina.
Sabe que el problema no está en ella, y que no supone un peligro en sí mismo, pero sus continuos desvelos la mantienen en un constante caos que la deteriora cada noche, con consecuencias más allá de la falta de sueño, llegando a poner en peligro su vida; y no puede más.
Consciente de que se encuentra en terreno hostil, en el que no hay reglas y donde el tiempo juega en su contra, debe elegir entre su hogar o su propia vida.
Sin alternativas deseables, toma la decisión más dolorosa.
No hay vuelta atrás.

Dirección: Sara Biassu
Ayudante de dirección: Borja Felipe
Reparto: Lydia Solans
Maquillaje: Miriam Zapata Make Up
Cámara: Roberto Torrado
Banda sonora: 13 Krauss
Ayudante de producción y sonido directo: Francisco Javier Millán
Impacto Producciones











GuardarGuardar